jueves, 7 de diciembre de 2006

Prosas terrenas para mujeres celestiales II

Ayer me dijiste adios
que te cansaste de mi y mis caricias
vana declaracion porque te llevo
muy dentro de mi aunque no quieras

Comprendo tus pesares y tus miedos
quisiera entender yu alejamiento
mas como estan aconteciendo estos días
parecen jugadas de gato y de ratón

Si te parecieron vanos nuestros días
porque vuelves tus pasos y me miras
porqué al atardecer hondo suspiras
porqué evocas todo lo vivido

Si algo equivocado los dos hicimos
fue el amarnos sin fronteras ni pesares
si renuncias a mí y a mi amor
debes renunciar también a tus recuerdos

Es imposible sabes bien lo que te dijo
en fin tu sabras que contestar a tu mañana
el amor como Cortez lo dijo:
El amor nunca se muere, sólo cambia de lugar.

Adios te dijo entonces, porque quieres
suerte, fortuna y amor para ti quiero
que vueles sobre el pegaso de la dicha
y si otro amor te conociera,
Pensaré: Como yo no te amarán
y de a pocos y en silencio me iré,
matando uno a uno mis recuerdos

martes, 5 de diciembre de 2006

Porqué publicar?

Si Vallejo o Mariátegui ( no recuerdo) dijo,: Todo arte o voz genial viene del pueblo y va hacia él; porque no dejar que los dedos golpeen el teclado y digiten lo que les dicta el cerebro y el corazon. Por ello me dije, gracias a Jaimito Peralta que me animó a crear un Blogg; escribe lo que siembre has querido escribir, independientemente que seas un serio docente o un oscuro profesor de Educación para el Trabajo en la CECAT Marcial Acharán.
Por último, prometo no escribir para volverme escritor o algo así, ya que a mis 45 octubres, creo que sería un otoñal aprendiz de escribidor; o si?. En fin, solo espero hacer lo que me dicte el corazón. Como cuando Facundo (Cabral) dice en su filosofía poblana al hablar de su madre: "...nunca fue al colegio para aprender a ser mamá por que eso se lo dictaba el corazón". Si señor.
Bueno, entonces dejemos que los versos salgan porque tienen que brotar como lo hace la semilla en tierra fértil.
Y también haremos algunos sencillos aportes a la Tecnología Eléctrica y al quehacer pedagógico, porque ese ha sido y será mi mundo hasta ahora.
Atte
Alodis.

Poemas terrenos para mujeres celestiales

Como olvidarte sabiendo que donde esté
estarás conmigo en mi recuerdo
Como decirte adios, si me acostumbraste a ti
a tu brutal sencillez, a tu firme mirada y a tu andar

A veces pienso en dejar todo, borrar años, días, vida
pero a veces creo, que no se vivir sin ti
son casi veinte abriles que hace que te conocí
Allá por tu pardiverde campiña chimbotana

Medio día de mi tranquila vida, tormentosa tarde la tuya
en que te dejaste amar por este humano ser
es excitante nadar contracorriente y eso fue lo que hicimos
y fui feliz, singular mas que plural

Y aqui estoy de nuevo al pie de tu altar
soy tu esclavo de seguro, al que haces falta
esclavitud de cariño, de amor y de pasiones
a veces olvidadas, pero que de repente
como trémulos volcanes erupcionan
y consumen todo, cuerpos, días y mi vida

No se hasta cuando, ni quiero saberlo
cuando acabará este atormentado amor
solo sé que tus migajas de amor son luceros
que ilumninan mis noches, en el brusco invierno
de mis días.